confiada

En una tarde de pasos calientes e impuesto silencio, me lancé al Caribe como quien entra en el Mediterráneo, decidida y pez. Y fue ese mar de siete azules quien me recordó que al agua se entra despacio, con permiso y sin confianza. Me arrancó hasta su orilla y allí me dejó despeinada.
Le puso nombre a la sensación que tuve durante todo el viaje. 

Archivos

Entradas recientes

am Written by:

7 Comments

  1. 9/3/2012
    Reply

    los ángeles se mueven con confianza.

    Ostis, he entendido la palabra a la primera: naoning

  2. 9/3/2012
    Reply

    “naoning” es algún gerundio relacionado contigo… vale! voy a quitar el antispam

  3. 9/3/2012
    Reply

    creo que ya no hay palabras antirobot… que te me distraen del objeto

  4. 9/3/2012
    Reply

    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  5. 9/3/2012
    Reply

    Entre los ángulos de tus brazos salta la espuma, refrescante, de tus letras.
    Un beso, Aroa
    (me encantó, como siempre.
    esta y las anteriores)
    (y me encantó que me visitaras)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *