Este no tan viejo poema lo encontré ayer antes del recital. A Porto le gustó, será que no tiene palabras, cómo dijo, raras. Ya se ha ido nuestra penúltima visita. Aun están aquí, sobre la mesa blanca, las manchas de su vino, hay un pastel de verduras olvidado en el microondas en el momento del último calentón antes de la cena y un caballito de  tequila muere hundido en el estanque del Templo de Debod. Además, es domingo, como debía serlo cuando escribí esto.
Además.
Mientras, voy a seguir poniendo en orden la casa y sus ausencias.
Y sacar al perro violinista a pasear. 
Debajo de la plaza, un hueso de ciruela
y este sonido de domingo hambriento
de cierres
y pintadas roídas
por el sol.
Este
domingo
de sabor a mar en las encías viejas, de lecturas enjutas,
de pan desesperado de aguantar el mordisco,
de extraña aparición de un ex amante.
Al timbre nuestro perro,
que nunca espera a nadie,
alarma con su grito de violín al vecino
que chirría en su sueño.
Poniente de domingo en una página.
Ya que  nunca podremos desnudarnos.
Por si a alguien le interesa, no sé bien quién anda ahí al otro lado a estas alturas,…  tengo muchas ganas de escribir. 

Archivos

Entradas recientes

am Written by:

11 Comments

  1. 10/16/2011
    Reply

    Estuvo bien mientras duró. Y siguió estándolo después, ¿verdad? Aunque arreciara el sueño (los caballitos de tequila, ¿cómo darán tantas patadas si son caballitos de mar y no tienen patas?).

    Me pongo un jerseicito y salgo a dominguear.

    Al menos, las tres obras que me rodean no se reanudan hasta mañana.

    Me gustó mucho ese poema. No oírtelo, además de leerlo, es un desperdicio.

  2. 10/16/2011
    Reply

    Lorquiano me pareció a mí (aunque a lo mejor se debe a que su retrato queda muy cerca del poema).

    Y qué bueno lo de la letra pequeña que lo acompaña. Nos alegramos (Nano y yo, de momento).

    Besos

  3. 10/17/2011
    Reply

    Pues ya puedes empezar a bombardear, que aquí estamos.

  4. 10/17/2011
    Reply

    gracias, amigos del metal

  5. 10/17/2011
    Reply

    Ja, ja, ja!

    Amigos del metal…

    Por aquí se dice
    “Compañeiros do metal”

    Hoy me contarán cómo fue todo.

    Bicos.

  6. 10/18/2011
    Reply

    Bieeeeen.

    Y bienvenidas sean las viejas costumbres.

    Las ganas, desde este lado, son de leerte (ya te dije, bajo el augurio del tequila, y reitero, desde mi otro nombre y desde todos los que sean necesarios)

  7. 10/18/2011
    Reply

    Y me sigue gustando.

    Y eso que hay una palabra rara.

    Escribe, por favor.

    Sentí mucho (y lo sentí de verdad) no poder hablar más contigo. Prometo solemnemente que la próxima vez será distinto.

    Muchas gracias, Aroíña.

  8. 10/18/2011
    Reply

    ya ya… enjuta, ¿verdad?

    pero ese huequito en el verso era para esa palabra, porque yo quería decir que las lecturas eran enjutas

    otra cosa hubiese sido engañarnos a todos

    no sé, Portiño

    a mí también me gusta mucho tu charla, me da paz

  9. 10/18/2011
    Reply

    :D ¡Exactamente!

    Qué bien. Ojalá me diese paz a mí mismo.

    Un beso. Y lo dicho.

  10. 10/19/2011
    Reply

    Yo ando aquí al otro lado (y me interesa). Me gustan tus poemas

    además.

  11. 10/20/2011
    Reply

    :) Besos todos, ya amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *